Tener un hijo es una de las experiencias más trascendentales que podemos vivir. Estar a cargo del acompañamiento de una vida, es un desafío constante que nos lleva a cuestionarnos y revisar nuestras propias experiencias, patrones y conductas

Vivir este proceso en solitario o acompañada hace la diferencia, pues sin duda compartir las preguntas, las incertezas, los temores, nos permitirá liberar la carga que tenemos en la mochila, y que debido a los múltiples roles que adoptamos día a día, muchas veces puede ser más pesada de lo que creemos y queremos cargar.

Sindy Arzani Jorquera

Fundadora de Mamá Confidente. Profesora, Orientadora Educacional.
Magister en Psicología de la educación (Coach y Mentora)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Accessibility Toolbar