Chile se convirtió en el escenario de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos, instancia que no sólo nos regaló la alegría de ganar medallas para el país; también nos mostró la realidad de las deportistas madres, que entre perseverancia y entrenamientos no abandonaron su maternidad. Karen Roco es un ejemplo de ello, y desde Mamás Mentoras queremos visibilizar su realidad.

 

“Como mamá, mujer y deportista, decidí que mi prioridad era mi hijo antes que el deporte.Ese fue un costo que quise asumir. A lo mejor hoy día no me paré a pelear una medalla, pero me paré como una mamá que cría a su hijo, que lo va a dejar al jardín, que está con él todos los días y que además compite”.  Esa fue la declaración de Natalia Duccó después de la competencia de lanzamiento de bala, para las que son madres celebraron sus palabras como si todas hubiesen ganado una medalla de visibilidad y reconocimiento.

Para la deportista Karen Roco, en especialidad Canotaje Velocidad c1, este testimonio fue más que significativo, ya que ella, también ha estado sumergida en esta realidad de equilibrar un deporte de alto rendimiento con su rol de madre. A pesar de los grandes desafíos, Roco menciona que su hijo Máximo y su familia han sido sus grandes pilares y apoyo en este camino por ganar una medalla.

Karen comenzó a los 11 años a incursionar en el canotaje, lo que a sus inicios sólo era un taller del colegio para divertirse junto a sus amigas; con el tiempo desarrolló habilidad por esta disciplina, y gracias a la constancia hicieron que poco a poco se fuera transformando en una deportista destacada en el país.

Sus grandes logros han sido obtener el quinto y noveno lugar en los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Además, en el 2019 alcanzó el segundo lugar en los Juegos Panamericanos en Lima. También se suma a sus victorias el ganar el tercer lugar en la Copa Mundial de Hungría. El conseguir estos resultados le garantizan a Karen, el financiamiento de su carrera como deportista.

Por esto en su camino se presentan grandes desafíos, el subir su nivel deportivo y compatibilizar con el cuidado de su hijo y familia. Para Karen el haberse transformado en madre ha hecho que su vida cambiara en un 100%, ya que sus tiempos se han tenido que ajustar al igual que la concentración, punto clave para una deportista de esta envergadura.

Con total sinceridad Karen Roco comentó: “Cuesta mucho sobre todo cuando se enferma mi hijo porque yo tengo que quedarme con él, además de preocuparme de la casa, del colegio al final es una locura ser deportista y madre a la vez, pero se puede salir adelante”. Para esta deportista la organización es la clave, así puede dividir su tiempo y dedicarse durante las mañanas a su pasión por el canotaje, y en las tardes estar con su hijo después del colegio.

Las madres deportistas a menudo enfrentan la presión de equilibrar sus responsabilidades familiares con los rigores del entrenamiento y la competición. Sin embargo, muchas encuentran en la maternidad una fuente de motivación adicional para superar obstáculos y alcanzar sus metas deportivas. La resiliencia y la fuerza mental necesarias para ser madre y deportista son cualidades que se complementan y refuerzan mutuamente.

Para Karen el deporte no sólo le ha regalado medallas y reconocimiento, también le ha entregado herramientas fundamentales para aplicar en su crianza. “He tenido derrotas que me duele el corazón, pero lo lindo del deporte que hay revanchas, me seco las lágrimas y al otro día entreno más fuerte, esas ganas de preservar y salir adelante es un ejemplo que le entrego a mi hijo”.

Esta deportista se transforma en una mujer inspiradora, que fomenta una representación más diversa en el mundo del deporte, alentando a las mujeres a seguir sus pasiones independientemente de su rol como madre. “Luchen hasta el final, no se rindan siempre habrá días muy malos y otros muy buenos, pero si perseveras lo lograrás, siempre mira hacia adelante y no te fijes en el pasado”, enfatizó Karen.

Por: Alejandra Aranda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *